jueves, 6 de marzo de 2008

Una canción

Hoy no tengo ganas de contar nada en particular. Son muchas cosas las que estan rondando mi cabeza, demasiados cambios, demasiada información y un montón de retos y expectativas por delante. Pero esta noche no tengo ganas de escribir sobre ello. Esta noche solo tengo ganas de fumar un último cigarrillo en la ventana, viendo las calles desiertas, teñidas de amarillo por las farolas que ya no iluminan a nadie, y despues echarme en mi cama a esperar a que el sueño me libere de todo durante unas horas. Y mientras, poner una canción especial, para, mas que escucharla, sentirla, y que me sirva de barca de Caronte en el viaje hacia ese descanso.

Mañana vendrá otro día con mas nombres y mas voces, puede que algun nuevo paso, y quien sabe, quizas tambien con una sonrisa. Pero ahora mismo solo existe la oscuridad de esta habitación, el frio descanso de esta cama y la dulce letania de una canción, que hoy, suena mas que nunca a mi.


La vista de la playa del Orzan es "prestada" del blog de un viejo amigo.

No hay comentarios: