miércoles, 28 de noviembre de 2007

Super-yo

boomp3.com


Me encanta la pregunta sobre los superpoderes. Supongo que es una cuestión que siempre nos hemos hecho todos, aunque solo fuera de chavales, mirando distraidamente por la ventana en medio de una aburrida clase de historia. Y es que los superhéroes son seres de ficción al fin y al cabo, que surgen de la imaginación de personas que una vez se preguntaron, como tú o como yo, que pasaría si se rompieran los límites de la monotonía.

De pequeños siempre era un anhelo y no dudabamos en compartir ese sueño, pero la verdad es que ahora, con bastantes mas batallas a la espalda, la reflexión arroja un resultado distinto. Leer la mente a los demás? No, gracias. Eso sería como jugar la partida con todas las cartas, y bastante tengo ya con preocuparme por casar las mías.

Lo de la super-fuerza? Tampoco me atrae mucho. Nunca me he metido en un peleas, procuro evitarlas lo maximo posible. El unico damnificado en todo caso sería el mobiliario de mi casa, que tendria que reformar seguramente despues de alguno de esos cabreos tontos, de esos que te coges y...y... Lo de volar es un sueño recurrente, como todo el mundo, aunque no mucho en mi caso. Supone, creo, mas un anhelo de evasión o de independencia que otra cosa. Quizas sería una gran cosa poder, con un simple gesto, elevarte y escapar de todo cuando quisieras, controlar en cada momento donde quieres estar (o con quien). Los paseos desde luego darian para pensar mucho. Y si te quieres llevar alguien, basta cogerlo de la mano, no?

Invisibilidad. Este creo que nos haría mas ilusión de chavales (jeje) La verdad es que no me haría especial ilusión tenerlo. Si, a veces le podrías sacar partido, esos momentos en que quisieras simplemente desaparecer, pero la verdad es que aunque te hagas invisible, seguirás estando ahí, y alguna vez tendrás que volver a aparecer. Quiza podría llegar a ser un superpoder un pelín cobarde, aunque tuviese sus ventajas, y este si que no lo podrías compartir.

Yo particularmente recuerdo un superpoder que si me obsesionaba de pequeño, y que he recordado al hilo de todo esto. Provenía de una serie de tv de los ochenta, de la que no recuerdo el nombre ni el reparto, que protagonizaba una chica, que tenía el poder de parar el tiempo cuando quisiera, solo juntando los dedos índices, y retomarlo al dar una palmada. En ese lapso, todo se paraba, como si fuera una grabación, mientras ella tenia libertad para hacer lo que quisiese o cambiar las cosas, aunque creo que ella tambien podía "descongelar" a una persona en concreto mientras el resto seguia en "pause".

Recuerdo que mientras el resto de los superpoderes no me atraían especialmente, esta especie de capacidad para ser un pequeño Dios sobre las cosas de tu alrededor sí me alucinaba. Y que quereis que os diga, creo que hoy en día , de entre todas, seguiría siendo la habilidad con la que me quedaría, a pesar que creo que a largo plazo me acabaría obsesionando, y su uso me acabaría volviendo loco (hay tantas cosas por cambiar...). La habilidad de poder parar el trancurso de los acontecimientos a veces y tomarse un pequeño respiro, ó poder hacer pequeños cambios a las cosas de cada día. Y él poder alargar esos momentos que tanto deseas que no se acaben, incluso pudiendo compartirlo con alguien...

En todo caso al final creo que "Oyster Girl" tiene razón, y pensandolo en profundidad, no cogeríamos esos poderes. Porque por mucha cabecita que tuvieramos, seríamos como niños con un lanzallamas. Porque al final la propia virtud de la habilidad se acabaría volviendo contra nosotros, y se podría convertir en una carga. Porque los malos y los males de la vida real son de carne y hueso. Porque nos podrían alejar de quien queremos estar mas cerca. Porque despues de todo son solo sueños... Y porque al final, sin ningun superpoder especial, nos acabamos enfrentando cada día a multiples "misiones", en la que aprovechamos nuestras personales habilidades, y aunque no siempre alcanzamos el exito, cada uno tiene o crea su propia guarida donde resguardecerse, tratar de curarse las heridas, y volver a luchar por sus "pequeños triunfos".

Aunque siempre podamos desconectar de todo y quedarnos mirando la inmensidad pensando "eh! pero sería genial lo de parar el tiempo, verdad?"...


"...y de que me sirve la fuerza,
si no puedo ni abrir tu puerta...
" (Superman, de Astrud)

1 comentario:

Oyster girl dijo...

Yo recuerdo esa serie!!! Y no estaría mal, lo que pasa es que me parece demasiado poder no?? No se me ocurre nadie lo suficientemente cuerdo como para usarlo correctamente ( la cantidad de cosas que haria yo...)

Por cierto, muy bueno Super Lopez!!!