miércoles, 21 de noviembre de 2007

Al mal tiempo...Buen tiempo!!!





Seamos sinceros... es una soberana estupidez eso de "al mal tiempo, buena cara" porque por mucho que le sonrías, el nubarrón que tienes encima de la cabeza va a seguir descargando lluvia con toda la furia del mundo, las nubes no tienen cosquillas ( ni tampoco olor, por mucho que digan por ahí...) Así pues lo único que hace que deje de darnos la lata el mal tiempo es que simplemente pase, sin más. Además estamos a 21 de Noviembre, no se quién se puede sorprender de que esté lloviendo y haga frío...


Lo cierto es que es curioso porque la lluvia lo cambia todo. Lo que vemos a través de la cortina de agua es muy distinto, todo se vuelve gris y las formas pierden contorno, no sabes dónde empiezan y dónde terminan las cosas... todo se funde con la lluvia...La gente cambia cuando llueve, sobre todo cuando comienza a llover después de tanto tiempo; si te paras a mirar por la ventana ves que nadie se atreve a salir de casa y los osados que lo hacen corren por las calles como si más que agua cayesen piedras del cielo... Qué nos pasa??? Estamos más que cansados de mojarnos continuamente durante 8 meses al año y aún así, comienza la estación, nos pilla por sorpresa y nos lo tomamos como una venganza de algún Dios... " qué desgracia!!!" A veces somos demasiado básicos y nos encanta hacer dramas de todo, siempre tiene que haber algo terrible que nos mueva en nuestro afán de superación, y si tiene que ser la lluvia... pues a pegarse con el clima!!! Pero pensándolo bien, el drama sería que las cosas no fueran así por mucho que nos encante montar tragedias porque quién fue el listo que dijo que la lluvia es melancólica?? y quién el que dijo que la melancolía es mala?? No estoy hecha para verdades de fe en cuanto estados de ánimo y a mi la melancolía, como todo lo demás, me parece perfecta en su justa medida, así que toca jugar con estas cartas.




Señores, ya está bien... ha vuelto la lluvia, cierto, pero como siempre y deberíamos de empezar a recordar que la lluvia es sólo agua. Nos ha dado mucha tregua porque lo normal es que estuviera dando la lata mucho antes, así pues les animo a que salgan a la calle con paraguas o no ( para gustos), salten sobre los charcos y se diluyan en la lluvia como hace el resto del mobiliario urbano; o en plan casero acurrúquense en casa bien tapados con una manta, buena música y mejor lectura ( el chocolate caliente es opcional) y luego me cuentan quién no saboreo tanto ese momento como el mejor día en la playa... Y un último consejo, mucha vitamina C y mucho calor humano, no se me resfríen...

1 comentario:

the boy with the thorn in his side dijo...

Gracias por "la otra mirada". Supongo que lo malo que tiene la lluvia es que si no estas bien preparado, te cala hasta los huesos. Pero tambien es cierto que al pisar los charcos nos sentimos mas grandes. Como decían los beatles "...when it rains or shine it's just a state of mind..." Aprendamos pues a bailar con la lluvia y a vivir bajo el agua, como cierta pareja de dibujos animados...